Revista Gastroenterología

Entrega 2 de 4 – EII y riesgo de contagio por COVID-19

Adaptado de: de León-Rendón J, Hurtado-Salazar C, Yamamoto-Furusho J, Aspectos y consideraciones generales en la Enfermedad Inflamatoria Intestinal durante la pandemia por COVID-19, Revista de Gastroenterología de México (2020), doi:https://doi.org/10.1016/j.rgmx.2020.05.001.

Consideraciones Generales en el Manejo de Enfermedad Inflamatoria intestinal (EII)

En EII en remisión:

  • Los 5 – aminosalicilatos (5-ASA) no incrementan el riesgo de infección.
    Deberán continuarse sin necesidad de suspenderlos o disminuir la dosis.
  • Los inmunomoduladores, como tiopurina y metrotexato, pueden asociarse con un incremento en el riesgo de infecciones virales.
  • No se recomienda su suspensión o disminución de dosis por riesgo de exacerbación de la EII.
  • La terapia biológica anti – TNFα, con vedolizumab y ustekinumab deberá continuar sin modificación de esquemas, ni modificación de los esquemas de los fármacos para evitar la infección por SARS–CoV–2.
  • La inmunosupresión con inhibidores de la calcineurina, ciclosporina o tacrolimus, deberá continuar con el mismo esquema.
  • La administración de tofacitinib no se deberá de suspender o disminuir dosis con el fin de prevenir la infección por SARS–CoV–2.
  • Si algún paciente desarrolla la COVID – 19 se recomienda:
    • Suspender el tratamiento con esteroides sistémicos (Prednisona a dosis ≥ 20 mg/día), con inmunmoduladores, con terapia anti – TNFα, ustekinumab y tofacitinib.
    • Continuar el tratamiento con 5 aminosalicilatos y probablemente vedolizumab.

En EII en remisión

  • Optimización de dosis de 5-ASA de terapia combinada, oral y tópica en caso de recaída de la enfermedad.
  • Considerar el uso de budesonida MMX en casos de actividad leve a moderada, para evitar uso de esteroides sistémicos.
  • Evitar en medida de lo posible el uso de esteroides sistémicos, el uso combinado de tiopurinas con esteroides y/o agentes anti – TNFα, dado que el efecto inmunosupresor puede incrementar el riesgo de infección por SARS–CoV–2.
  • Suspender el uso de esteroides sistémicos, inmunomoduladores, terapia anti – TNFα, ustekinumab y tofacitinib en pacientes con prueba para SARS–CoV–2 positiva y con desarrollo de la COVID – 19. Reiniciarse 14 días posteriores al proceso infeccioso.
  • El descenso de los linfocitos CD4+ se ha asociado con un mayor tiempo de eliminación del virus y con un curso más grave de la enfermedad, por lo que, racionalmente, se debe valorar individualmente la suspensión de tiopurinas.

Teóricamente, la COVID – 19 evoluciona (hacia la recuperación o la muerte) en aproximadamente 3 a 4 semanas, por lo que la suspensión de la terapia inmunosupresora no debería tener impacto alguno en el riesgo de un brote de EII.

Login to your account below

Fill the forms bellow to register

Retrieve your password

Please enter your username or email address to reset your password.